La pandemia desde la óptica de un fotógrafo.

Jonnathan Valencia Gaspar
Últimas entradas de Jonnathan Valencia Gaspar (ver todo)

Cese de actividades, aplazamiento o cancelación de  eventos, clausura de negocios, colapso económico, una tragedia para la que no estábamos preparados, pero a la que poco a poco nos hemos ido adaptando.

La pandemia trajo consigo una nueva realidad, distintas formas de ver y asumir la vida, ha sido sobre todo un revolcón, un zarandeo que nos despertó y nos hizo pensar y repensar el mundo en el que vivimos y la forma en como lo vivimos.

Muchos negocios quebraron, bares, discotecas, restaurantes, cinemas, peluquerías, y un largo etcétera de oficios y ocupaciones que dejaron de ser productivos por falta de demanda o simplemente porque la situación sanitaria impide el ejercicio de estos.

Algunos otros negocios y emprendimientos tuvieron una suerte diferente, los servicios de streaming, por ejemplo, empresas como Netflix, Amazon Prime, Spotify, Youtube, entre otros, vieron como el consumo de sus servicios aumento, así como sus ganancias.

La Virtualidad

La virtualidad se volvió protagonista, y las empresas de tecnología y comunicaciones lograron cifras de ingresos muy superiores al promedio, los software, aplicaciones y web apps como Zoom, Google Meet, Streamyard, Skype se volvieron muy comunes y las tiendas en línea como Mercado Libre, Amazon, Ebay, Linio, etc., se convirtieron en herramientas necesarias para seguir funcionando.

Toda esta situación hizo que los emprendimientos se pusieran de moda y que los dueños de negocios quebrados, tuvieran que buscar una nueva forma de ganarse la vida. Entre los emprendimientos más comunes surgieron ventas de ropa, accesorios, comidas rápidas, domiciliarios, tapa bocas y todo aquello que resultara útil y conveniente en tiempos de distanciamiento social.

La Fotografía

La fotografía se convirtió en una oportunidad  de emprendimiento, si tienes una cámara fotográfica puedes crear una página de Facebook y un perfil en Instagram y ya tienes tu negocio de fotografía, además el ejercicio no implica cercanía con los clientes y a una distancia prudente se puede trabajar perfectamente.

Todo esto está muy bien, excepto por la poca preparación y animo de aprendizaje de los nuevos emprendedores de la fotografía. Nos acostumbramos a crear negocios basados en las experiencias y recomendaciones de otros, hay recetas y tutoriales para todo, desde hacer comida hasta como peinarse y maquillarse, como vestir y que negocios emprender.

La fotografía es un oficio, pero sobre todo es un arte, no es suficiente con copiar recetas de Photoshop y tutoriales de iluminación. Para hacer fotografía es necesario buscar un estilo propio, estudiar composición, narrativa, posado, diseño, entender y dominar la luz, la penumbra y la sombra, analizar a los fotógrafos clásicos y contemporáneos, pero no copiarlos.

No basta con los accesorios, luces, ventanas, fondos de colores, cámaras costosas, se necesita algo más importante y único en cada sujeto, se necesita un sentido de la estética muy fino, se necesita empatía y sobre todo se necesita entender qué somos y qué queremos expresar, es decir, se necesita tener un estilo propio.

Te dediques a lo que te dediques no te conviertas en una copia mal elaborada de otro u otra.

Deja un comentario

Open chat
1
💬¿En que podemos servirte?
¡Hola! Mi nombre es Gerardo Valencia y hago parte de un gran equipo a tu servicio.
¿En que podemos ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: