Entrevista a Tomás Muruaga

Por Maria Agnese Lieggi 

Vivimos una época en la que estamos sujetos a cierta bulimia y acumulación de imágenes. La fotografía pierde su carácter sólido para pasar a una dimensión líquida y evanescente que sugiere también una pérdida de valores culturales.

A todo eso se contrapone el arte del fotógrafo Tomás Muruaga, que desarrolla una fotografía seria y madura, un arte envuelto de naturalidad que expresa, que habla a quien lo contempla. Sus imagenes trasmiten emoción, reproduciendo un momento fugaz que se transforma en sentimiento a través de la cámara.

Descubrimos con Tomás todos los pormenores de su carrera fotográfica, así como sus principales trabajos: moda, arte, bodas, así como los más conceptuales.

R.M.: Buenos días Tomás. En nombre de Mito | Revista Cultural, gracias por concedernos esa entrevista. ¿Cuál fue tu primera sesión fotográfica?

Mi primera sesión fue para la pintora Virginia Saldaña, en su estudio mientras trabajaba. El proceso creativo, el artista ante su obra es uno de mis temas recurrentes. Me gusta captar esos momentos únicos, esa mirada o esa pincelada irrepetible, convirtiéndose en una de las series con las que mas disfruto, cuando surge la oportunidad de captar momentos tan especiales.

Esa sesión coincidió con el momento que decidí dedicarme profesionalmente a la fotografía; fue concretamente hace seis años, en el año 2013.

La fotografía me ha permitido desarrollar inquietudes artísticas que siempre he tenido de manera más o menos latente. La fotografía digital, en particular, se adaptó totalmente a una inmediatez que me satisface y con la que me siento muy cómodo.

R.M.: La fotografía repite mecánicamente lo que nunca más podrá repetirse existencialmente” (Barthes, 1989, 31). ¿Estás de acuerdo con  Roland Barthes?

Sí, estoy de acuerdo, es quizás una de las características más evidentes de la fotografía, congelar un instante irrepetible gracias a un artilugio mecánico. Para mí es esencial respetar la realidad aunque siempre llevándola a mi terreno, buscando la estética y la emoción.

R.M.: ¿Cuál es la especialidad fotográfica que más te representa?

No sabría decirte en que especialidad me siento más cómodo. Quizás me quedaría con las sesiones de fotografía de calle, donde el azar, el imprevisto y la intuición generan un determinado resultado final.

R.M.: ¿Qué te gusta más el posado o la espontaneidad de una fotografía?

Reconozco que soy de momentos espontáneos. Incluso en sesiones de retratos, que a priori podría entenderse que debería ser un proceso más intervenido, intento todo sea lo más espontáneo posible.

Me dejo llevar por la intuición y el azar y reconozco que busco la belleza como resultado final, ya sea una foto de calle o una boda.

Ultimamente estoy dedicándole tiempo al teléfono y a las nuevas posibilidades que ofrece, con unos niveles de calidad muy interesantes.

R.M.: ¿Te gustaría seleccionar algunas de tus fotos que identifiquen tu trabajo y hacernos una breve descripción?

Mis fotografías necesitan la luz, la sombra y el color, en las que dominan la composición y las formas, invitando a los personajes, habitualmente silenciosos, a salir del negro, participando en escenas quietistas y casi místicas, “inelocuentes” y deliberadamente silenciosas.

R.M.: Muchas gracias por tu amabilidad.

Tomado de la Revista Cultural Mito: http://revistamito.com/entrevista-a-tomas-muruaga/

Deja un comentario

Open chat
1
💬¿En que podemos servirte?
¡Hola! Mi nombre es Gerardo Valencia y hago parte de un gran equipo a tu servicio.
¿En que podemos ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: