Martes, 08 Octubre 2019 21:18

¿Y los partidos tradicionales?

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

El otrora bipartidismo dominante que se alternaba el poder local dejó de ser alternativa electoral en Pitalito y pasó a ser el comodín de otras fuerzas políticas que irrumpieron en la región con fuerza arrolladora cambiando de manera abrupta el colorido de la paleta electoral.

Partidos
La presente contienda electoral confirma la evidente decadencia de los partidos liberal y conservador en Pitalito y la mayor parte del Huila. A nivel local no tienen candidato propio y en el departamento debieron recurrir a alianzas multipartidistas para poderse mantener en el juego político.
En el caso de la alcaldía de Pitalito, el partido Conservador se conformó con una candidatura compartida con y La Alianza Social Indígena ASI en la persona de Edgar Muñoz Torres, quien también recibe el apoyo del partido Alianza Verde, a pasar de que no tiene identidad política con ninguna de esas tres fuerzas.
Los liberales por su parte, se quedaron sin candidato y andan repartidos en varias candidaturas con una lista para concejo con pocas posibilidades de sacar más de una curul para el próximo cuatrienio.
Nuevas fuerzas
El nuevo panorama político laboyano lo dominan nuevas alternativas que recogieron buena parte de las basas liberales y conservadoras y sumaron nuevos pasamientos para convertirse en los referentes que hoy disputan con candidatos e identidad propios los más importantes cargos de elección popular.
Una de ellas es el partido Centro Democrático, que ha dado muestras de ser el de mayor proyección y aceptación entre el elector primario que en las más recientes elecciones presidenciales le aportó nada menos que 33.731 votos para el candidato de su partido, Iván Duque, actual presidente de la república. Con su candidato Javier Valderrama Yagüé, aspira refrendar las mayorías en esta contienda local
Otro partido que llega con fuerza a esta elección es el Movimiento Alternativo Indígena y Social MAIS, partido que acredita a Franky Alexander Vaga Murcia, quien, ante la negativa de las directivas conservadoras a nivel nacional de otorgarle su respaldo, no solo renunció a esa colectividad sino a su corbata y sus mancornas y no tuvo otra salida que buscar en el marcado político un aval que podría darle, por primera vez en la historia política local, un triunfo a la izquierda colombiana.

Visto 87 veces Modificado por última vez en Martes, 08 Octubre 2019 21:23

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.